Judith & Holofernes

La literatura y las artes de la llamada cultura occidental siempre se han fijado en las historias que cuentan la Biblia, y otros textos clásicos. De hecho, numerosas obras de arte han recreado sus historias. Éste es el caso del descabezamiento de Holofernes de manos de Judith, del que me voy a ocupar ahora.

Primero os resumiré la historia y a continuación nos daremos una vuelta por la web para conocer distintas versiones de la decapitación de Holofernes a lo largo y ancho de la historia del arte.


La historia

La historia se cuenta en el Antiguo Testamento, en uno de sus libros históricos, aunque no miréis en la web, porque no aparece. Es una vergüenza la mutilación de textos de la www. Hace un par de meses me sucedió lo mismo con los miserables de Víctor Hugo: el capítulo que me interesaba brillaba por su ausencia. Y lo peor es que te pasas un buen rato buscando en balde.

Según cuenta la Biblia de Jerusalén (Alianza Bolsillo 1675) el libro de Judith fue escrito en Palestina , a mediados del siglo II a.c., en una época en la que los judíos tenían muy afilada su vena nacionalista. Holofernes, servidor de Nabucodonosor, jefe del ejército invasor, representa las fuerzas del mal. Judith, cuyo nombre significa la ‘judía’ será la encargada de hacerle frente. Así fue la historia según la Biblia de Jerusalén.

Después de someter a todos los pueblos de los contornos, a Holofernes ya sólo le quedaban los judíos. Pero resulta que éstos eran bastante cabezotas, por lo que decidieron resistir en la ciudad de Betulia. Holofernes dispuso que su ejército rodeara la ciudad y esperó a que el hambre y la desmoralización hicieran el resto. Pasaron los días, las semanas, comenzaban a escasear lo víveres... Y a los ancianos de la tribu no se les ocurría nada.

De modo que tuvo que ser una mujer la que sacara las castañas del fuego al pueblo judío. Después de recuperar de un arcón olvidado las prendas que había usado antes de enviudar, Judith salió de Betulia acompañada de su criada. Estaba tan bella que todos se paraban a mirarla. En éstas la detuvo un destacamento asirio, que la llevó en presencia de su jefe Holofernes. Una vez allí, Judith se las arregló para seducir a Holofernes. Lo consiguió al cuarto día.

Después de retozar con él, esperó a que se durmiera y, cuando comprobó que ya estaba dormido del todo, le cortó la cabeza con una cimitarra que había por allí. Cabeza en mano, salió del campamento. Fuera la estaba esperando su fiel criada. Ésta metió la cocorota en un saco y se volvieron a Betulia.

A la mañana siguiente, no tardó en propagarse entre los asirios la noticia de la decapitación de su jefe, lo que provocó tal desconcierto que no fue difícil para los judíos acabar con todos ellos.

Y hasta aquí la historia de Judith.

And now, Ladies and Gentlemen...,

The Rolling Heads!!

----------


OuLinkPo

Siglo XV

- Donatello 1386 Firenze - 1466 Firenze

- Andrea Mantegna 1430 Issola di Carturo (Padua) - 1506 Mantua


Siglo XVI

- Lucas Cranach 1472 Kronach - 1553 Weimar

- Lucas Cranach

- Lucas Cranach (versión moderna)

- Michelangelo Buonarroti 1475 Caprese - 1564 Roma

- Artemisia Gentileschi 1563-1639

- Caravaggio 1571 Caravaggio - 1610 Porto Ercole

- Caravaggio (dibujo)

- Guido Reni 1575 Bolonia - 1642 Bolonia

- Valentin de Boulogne 1591 Coulommier-en-Brie - 1632 Roma.


Siglo XVII

- Giuseppe Cesari Arpino 1568 - Roma 1640

- Peter Paul Rubens 1577 - 1640



Siglo XVIII

- Anónimo hacia 1750

- Antonio González Ruíz 1771 (lo puedes ver a tamaño natural en el Museo de la Encarnación de Corella)


Siglo XIX

- Antal Haan 1827 Békéscsaba (Hungría) - 1888 Capri (Italia)


Siglo XX

- Gustave Klimt 1862 Baumgarten - 1918 Viena

- John Drake-Moore 1924 Tryon (North Carolina)

- Arturo Ribera 1945 Ciudad de México

- Alexander Chubar 1958 Donetsk (Ukrania)

- Wayne Forte 1989 (fecha de nacimiento de la obra)


Siglo XXI

- Vén Zoltán 1978 Kiskunhalas (Hungría)

- Lorraine Brevig 2002 (fecha de nacimiento de la obra)

- James Cordoba 1970 Santa Fe (Mexico)

Intermitencias chinas 4

Longshen y otro juego chino


Longshen

Longshen es un conjunto de aldeas que hasta finales del siglo XX. vivió aislada completamente del resto del país y, por ende, del resto mundo. Está situada bastante al norte de Quilin (ver Hoja de Ruta), a cuatro horas de autobús, escondida entre desfiladeros y montañas. Hacia 1995, un occidental se atrevió con sus desfiladeros y consiguió dar con ellos. Allí descubrió a unas gentes que apenas habían tenido trato humano con sus vecinos, y que mantenía en toda su pureza ciertas costumbres y tradiciones que pronto la convirtieron en un reclamo turístico de primer orden:



Los bancales de arroz

El mayor reclamo turístico de Longshen son sus bancales de arroz. Una muestra perfecta de adaptación al medio. En una orografía tan abrupta, los arrozales alcanzan hasta los 800 metros. Como los aztecas con sus piramides, salvan la inclinación con la ayuda de enormes escalones, sobre los que se asiente la semilla. Es como si un peluquero gigante hubiera pasado por allí con su cortacésped.


















La melena más larga del mundo

Longshen también es famosa por la melena de sus mujeres. No sé si será porque no conocen las tijeras, pero ninguna se ha cortado el pelo jamás. Bueno, ninguna no, que las nuevas generaciones ya están perdiendo la costumbre. Pero las adultas, sí que no:




Las fotos son pésimas, pero ni la cámara ni el camarógrafo daban para más. Luciano, se defiende:

-Saqué la foto desde el autobús, era un letrero que vi por el camino. Además, el cristal estaba sucio.

---------------------------


Otro juego chino

Lo prometido es deuda: en el post dedicado al ajedrez chino hice referencia a otro juego que Adela y Luciano pudieron presenciar en Longshen.

Se trataba, como ya conté, de un juego parecido al de los dados que se estilan por aquí. Pero en vez de dados, con una moneda parecida a la de 25 céntimos de los años setenta, pequeñas y con un agujero en la mitad. Y con un tazón en vez de cubilete.

Antes de mostrar el video que grabó Adela, Luciano quiere hacer una observación:

- Euskaraz esango det: lagun txinatar batek esan dit joku hau ez dela legala, txinatar legeak diru-jokorik ez omen duela uzten. Beraz, suposatzen det grabazioarekin gauza bera gertatuko dala. Baina beno, ez det uste hainbesterako izango denik.






Comentario:

Mientras los demás turistas se dedicaban o comprar postales, Adela y Luciano se pusieron a observar esta extraña partida. No se pasparon de mucho,la verdad. Dedujeron que el que estaba sentado en un extremo de la mesa, frente al objetivo, era el que llevaba la caja. Éste era el encargado de hacer girar las monedas sobre su canto; a continuación, tapaba las monedas con el tazón y los restantes jugadores cantaban sus apuestas. Llegaron a la conclusión, eso sí, de que llevar la caja era un chollo. O si no, el tío tenía una suerte que te cagas. Una de dos. El hecho es que en los diez minutos que pudieron estar viendo la partida, todos los billetes que se pusieron en juego fueron a parar a sus manos.

Intermitencias chinas 0

Hoja de Ruta



08 de agosto: Shanghai-Hangzhou. Tren (4 horas).
11 de agosto: Hangzhou-Kunming. Avión.
16 de agosto: Kunming-Dali. Tren (6 horas).
19 de agosto: Dali-Kunming. Tren.
20 de agosto: Kunming-Quilin. Tren (21 horas).
30 de agosto: Quilin-Shanghai. Tren (29 horas).

Doctor Bat eta Mister Bi

Gaurko pertsonaia blog askotan degu hizpide, bere azken eleberria dela eta. Baina ni ez nator honetara publizitatea egitera.

Hona hemen Lucianoren bizitzaren pasarte bi. Bietan pertsona berbera da protagonista edo, behintzat, bietan buelta emango zan bi hitz hauek entzungo balitu:

Jon Juaristi.


------------------

Bat

Hamar urte geroago, Luciano Brindavinok oroituko zituen Gasteizen Jon Juaristik eman zizkion Lingüística Románica-ko eskolak.

Ikasleak pozik zeuden berarekin, istorio eder zein ezezagunak kontatzen baitzituen. Beste batzuetan bere poemaren bat irakurtzen zien, edota irakurgaiak gomendatu ere. Juaristiren bitartez, esaterako, Brindavinok Thomas Bernhard eta Robert Graves ezagutu zituen.

Orduantxe entzun zituen ere, lehen aldiz, Juaristik abertzaletasunaren kontra pilatzen ari zen argudioak.

Haietako bat oso bitxia iruditu zait, eta horregatik ekarri nahi izan dut honera. Juaristik zioen Sabin Aranak, euskararen garbitasuna lortzeko legez, gaztelaniako kutxu zuten hitzak baztertu eta berriak asmatu zituela: isparringia (egunkaria), urrutixkiña (Telefonoa), akeita (kafea)...

Kontua da, Aranak hizkuntzalaritza munduan ez zuela inongo prestakuntzarik eta, beraz, hitzak hiztegitik sartu zein ateratzeko, irizpide nahiko xelebreak erabiltzen zituela. Esate baterako, ez zuen kontutan hartu gaztelerako hitz dexenteren sustraia grekolatindarra zela.

-Nola egin muzin TELE, PHONO, VISION, RADIO bezalako hitzei, munduko hizkuntza gehienek etengabe erabiltzen badute garai berriak dakarten aldaketei aurre egiteko? -zioen Juaristik.

Baina Juaristiri grazia gehien ematen ziona, Sabin-ek pertsona-izenei ematen zien txiribuelta zen. Kontatu zigun Sabin Aranak bazuela lagun bat pediatra zena; gizon horrek teoria bitxi hau landu omen zuen ume jaioberriei buruz:

-Jaioberriak, neska bada, horrela egiten du negar: eeeeeeeeeeeeeeee!
-Eta mutila bada: aaaaaaaaaaaaaaa!

Hori bai aurkikuntza!. Ze pena oraindik Nobel Sariak banatzen ez zirela hasi. Bestela hor izango genuen lehena.

Sabin Aranak aurkikuntzaren berri izan zuenean, noski, antroponimo ‘garbi’-en proiekturako erabiltzea erabaki zuen.

Horrela, erabaki zuen ema-izen berriak –e bokalaz amaituko zirala; eta gizon-izenak, berriz, -a bokalaz.


Hortik datoz, beraz, Juaristiren esanetan, pertsona-izen hauek:

Neskak: Amane, Eguzkiñe, Nekane, Jasone, Garbiñe, Egizkiñe, Amane, Uxue, Julene, Amane, Sorkunde, Edurne, ...

Mutilak: Jagoba, Gaizka, Gorka,...



-------------------

Bi

Beste hau 1999 lehen hiruhilekoan gertatu zen. Garai hartan Luciano Algortan zebilen lanean eta bertako pentsio batean lo egiten zuen lanegunetan. Pentsioko gela oso txikia zen: ohea, armairua eta gau mahaia. Punto. Beraz, Lucianok arratsalde gehienak pentsiotik kanpo pasatzen zituen, noraezean.

Egun hartan bezalaxe: lanetik atera, menutxoa bazkaldu eta La Plaza tabernara joan zen, kafea eta Pampero txupitoa hartzera. Eta gero, zer? Brindavinok ez zeukan tabernan arratsalde osoa pasatzeko gogorik. Baina ez zitzaion ezer bururatzen eta, beraz, beste txupitoa eskatzera altxatu zen. Kamareruak tragoa serbitzen zuen bitartean, Lucianok aldamenean zeukan egunkariari erreparatu zion. El Correo zan eta herrietako atalean zegoen irekita. Orri bikoitian Getxoko kronika zekarren eta, behean-eskubian, holako iragarkitxo bat:

Charla-conferencia a cargo de Jon Juaristi presentando su último libro, en el que desmonta y ridiculiza los mitos nacionalistas.
Organiza : Partido Popular
Lugar: Polideportivo de Fadura
Hora: 18:30

Deialdiak zarrada sortu zion bihotzean Lucianori.

-Eta joango banintz?

Eta joan zan.

Zerk bultzatu zuen?

Irakur ezazue Blog honen azpitituluan dagoen izen abstraktoa.

Kuriositatea, bai.

Mintzaldia Fadura polikiroldegiko areto batean ospatu zen. Bostehun bat pertsona kabituko zian bertan eta nahikotxo bete zan.

Han zegoen Bilbo Handiaren eskubialdeko eskubia. Gehienak emakumeak, 50 urtetik gorakoak. Deigarriak ziren haien larruzko berokiak, eta are gehiago eskubialdeko gerontokraziaren buruetan isladatzen ziren ileapaindegiko orduak. Ileapantzeaileek bertso bat baino gehiago merezi dute, andre hauekin egindako lana ikusita.

Brindavinok atzeko aulkietan esertzera erabaki zuen, irteerako atea gertu izatearren.

Badaezpada...

Mungiako afiliatu baten ondoan esertzera suertatu zitzaion. Oso urduri zegoela aitortu zion Lucianori, lehen aldia baitzen halako ekitaldi ponposoan parte hartzen zuela.

-¿Tú también eres del Partido?

-Eeehhh... pueeess, no. Sólo soy simpatizante.

-Ah, encantado.

Eta bostekoa luzatu zion Lucianori.

Hitzaldia sei t’erditan puntuan hasi zen. Hasiera hasieratik Juaristik bere entzulegoak nahi zituen argudioak errazak adierazi zituen. Bere diskurtsoa oso aurrikusteko modukoa zen. Juaristi hura ez zan Brindavinok ezagutu zuen hura. Laurdengutxitan Brindavinok asper-asper eginda zegoen jada:

-Zer dute amankomunean hemen entzuten ari naizenak, eta Fakultateko eskola haiek?

-Zer demontre egiten ari naiz hemen?

Mendia vs. lautada

Aimar vs. Irujo

Luciano Brindavinok eskuz bibitako finala Euskadi Irratian entzuten ari zen, hitz hauek idazten zituen bitartean. Orduantxe Irujo eta Eulate 15-11 irabazten ari ziren Olaizola II eta Zearraren kontra.

Irujo aurrelari ausartak Goizuetako txapeldun zuhurrari gailentzen ari zitzaion. Irujok sakez egindako hirugarren tantoa egin berria zuen. Esatarien esanetan, Aimarren sakeak airez mozten zituen, baita tantoa lehenbaitlehen amaitzen saiatu ere.

Aimarren estiloa zeharo desberdina zen. sekulako ankak zituen defentsa lanerako, bai eta indarra atzelaria nekarazteko: zazpira, seira, zortzira eta... mementu egokian, dejada edo bi paretak.

Irudi hori askotan errepikatu izan da pilotaren historian zehar. Eta banakakotan ia beti iparraldeko naparrak gailendu dira. Lau t'erdian ere gauza berbera: esaterako, XXI. mendearen hasieran, Titin 21-12 irabazten ari zen Retegi II.aren kontra, baina azkenean 22-21 galdu zuen. Hori ohi da lautadako aurrelarien sena.

Baina binakakoan desberdina da.

Eskuz bibitako txapelketa 2006. Finala:

Irujo-Eulate 22
Olaizola II-Zearra 11


Lautadak irabazi du!

---------------------------

Zalacaín vs. el Cacho

Atzera begira, XIX. mendera alegia, pilota munduan Lagartijo eta Frascueloak ere ba zeuden; hots, Zalacaín versus El Cacho.

“Zalacaín el aventurero” eleberrian, pilota ulertzeko bi moduak kontrajartzen ditu Pio Barojak: Zalacaín-El Cacho, Aimar-Irujo, Retegi II-Titín...

Hau da, mendia eta lautada aurrez aurre:

El Cacho tenía un juego furioso de hombre pequeño e iracundo; el juego de Martín, tranquilo y reposado, era del que está seguro de sí mismo.

El Cacho, si comenzaba a ganar, se exaltaba, llevaba el partido al vuelo; en cambio, desanimado, no tiraba una pelota que no fuese falta.

Eran dos tipos, Zalacaín y el Cacho, completamente distintos; el uno, la serenidad y la inteligencia del montañés, el otro, el furor y el brío del ribereño.

Semejante rivalidad, explotada por Ohando y los señoritos de su cuerda, terminó en un partido que propusieron los amigos del Cacho. El desafío se concertó así; el Cacho e Isquiña, un jugador viejo de Urbia, contra Zalacaín y el compañero que éste quisiera tomar. El partido sería a cesta y a diez juegos.

Martín eligió como zaguero a un muchacho vasco francés que estaba de oficial en la panadería de Archipi y que se llamaba Bautista Urbide.

Bautista era delgado, pero fuerte, sereno y muy dueño de sí mismo.

Se apostó mucho dinero por ambas partes. Casi todo el elemento popular y liberal estaba por Zalacaín y Urbide; los señoritos, el sacristán y la gente carlista de los caseríos por el Cacho.

El partido constituyó un acontecimiento en Urbia; el pueblo entero y mucha gente de los alrededores se dirigió al juego de pelota a presenciar el espectáculo.

La lucha principal iba a ser entre los dos delanteros, entre Zalacaín y el Cacho. El Cacho ponía de su parte su nervio, su furia, su violencia en echar la pelota baja y arrinconada; Zalacaín se fiaba en su serenidad, en su buena vista y en la fuerza de su brazo, que le permitía coger la pelota y lanzarla a lo lejos.

La montaña iba a pelear contra la llanura.

Comenzó el partido en medio de una gran expectación; los primeros juegos fueron llevados a la carrera por el Cacho, que tiraba las pelotas como balas unas líneas solamente por encima de la raya, de tal modo que era imposible recogerlas.



--------------------------

Nork irabazi zuen?

Eleberria edozein liburutegian aurki daiteke. Baita sarean ere, gazteleraz behintzat.

Antitelevision

En enero de 2006, Luciano descubrió este enlace en el que se apostaba por crear un medio audiovisual alternativo que explotara todas las posibilidades del medio, y no sólo las encaminadas a conseguir dinero y audiencias. La antitelevisión propugnaba la ruptura con el mensaje unidireccional y la manipulación de las cadenas televisivas; proponía una televisión cooperativa formada por videastas.

Me quedo con esta palabra que puede marcar para bien el futuro de este medio de comunicación. En este mundo globalizado cargado de contradicciones, la utopía me parece más factible que nunca. Tiempo al tiempo.

--------------------------


Pipienea’s Non Fiction Entertainment

En Pipienea no había televisión. La decisión había partido de Luciano, que temía quedarse todas las noches enganchado a los anuncios, con pausas para emitir el programa de turno. No le costó mucho covencer a Adela. Argumentaba que, en general, la distribución de la sala de estar siempre estaba condicionada por la maldita tele:

- Mira, Adela, si orientamos el sillón y el sofá a una caja tonta, lo primero que haré nada más sentarme será poner la tele, me apetezca o no. Es algo automático en mí. Lo tengo requetecomprobado. En cambio, si prescindimos de la tele, podemos disponer los muebles de la sala a nuestro antojo. Además, la televisión requiere una atención total; por el contrario la radio te permite mirar a donde quieras mientras la escuchas, o hacer lo que te dé la gana con las manos y la vista; dibujar, por ejemplo. Y si pasado el tiempo nos apetece poner una tele, pues lo hacemos. Probar no cuesta nada.

Conque Luciano Brindavino se salió con la suya y Pipienea se quedó sin TV. Se compraron eso sí, una radio portátil de diez mil cucas que pillaba hasta emisoras marroquíes, pero tras el entusiasmo de los primeros días, se conformaron con la FM. Así, la radio se convirtió en su gran amiga. Escuchaban mucho las distintas emisoras de Radio Nacional, sólo porque no tenía anuncios; Euskadi Irratia, porque tenía pocos y porque les encantaba oir hablar buen euskara y, sobre todo, que la temática de sus programas fuera más heterodoxa; también escuchaban La Casa de la Palabra de Roge Blasco, a pesar de que desde que Radio Euskadi se veía, la Casa estaba inundada de anuncios; y cómo no,
Herri Irratia, que era lo que oían de niños cuando iban a la escuela por la mañana, o cuando volvían a la hora de comer.

La experiencia de vivir sin tele, por tanto, fue positiva, y decidieron seguir viviendo sin ella. Sí es verdad que a veces había quién los miraba como a bichos raros, pero en general eran respetados. También perdían el hilo de ciertas (no pocas) conversaciones informales, que trataban de temas de actualidad, como el último capítulo de los Serrano, o la tal Paquita del Gran Hermano a la que todo el mundo quería expulsar:

- Es una zorra.

Pero qué se le va a hacer. No se puede saber de todo.

Aunque, cambiando la perspectiva, quizá sí convenga saber lo que todos saben. El vil Luciano le ocultó deliberadamente a Adela este último argumento.

---------------------------


Me gusta la tele, no me gusta nada

Desde hace casi un siglo, la televisión estaba asumiendo la responsabilidad de educar a las masas, relegando en ese papel a instituciones tan antiguas como la familia o la escuela. ¿A cuántos niños, desde su más tierna infancia, se les ha puesto frente a la tele para que no den guerra? Y así se han educado; en un cacao maravillao de referentes hiper-perecederos: Fernando Movistar Alonso; Txikito Vodafone de la Calzada; Rosa de Espanya, Botellón de Danone Cremoso; hasta el fin del mundo con el Nuevo Renault Laguna, zure lagunik fidelena; y un largo etc.

Para colmo, a los poderes que manejaban esos medios no les dio la gana estar a la altura de las circunstacias. Podría detenerme ahora en esos tan manidos tópicos que cuentan el rollo del espectador pasivo, pero no creo que eso fuera lo más grave, ni mucho menos. El televidente, al fin y al cabo, siempre es libre de apagar la tele si no le gusta lo que ve, o se aburre.

También podría criticar la violencia gratuita de muchos programas infantiles, o el bombardeo de anuncios que te hacía olvidar en qué apuro estaba metido James Stewart... pero es algo tan evidente...

A propósito, alquien dijo que lo mejor de la tele son los anuncios. Estoy de acuerdo, pero con una matización: son lo mejor de la tele desde un punto de vista estético.

De eso no hay duda. Los mejores creadores y efectos especiales se consiguen a golpe de talonario, y a una empresa de coches, de perfumes, de telefonía o de juguetes, no le cuesta nada gastarse un 0,001 de lo que nos están robando para incitarnos a que volvamos a caer en su trampa. Así cualquiera.

Lo único que me queda, por tanto, es recomendaros una peli muy buena que echan hoy a las dos de la mañana, y además sin anuncios.

----------------------


Pd: Luciano quiere comprarse el mando ese que sirve para apagar las teles en los bares. No sería la primera vez. Más de un sábado estuvo a punto de ganarse una ostia (con perdón): una vez apagó la tele en el pub Laket, ordu txikietan, con el bar petado y todos mirando a la puta tele (con perdón), que estaba echando ostias (con perdón) de coches. No hubo heridos.

Intermitencias chinas 2.1

Ajedrez en la ribera (video)

Luciano Brindavino estaba de suerte: sus rudimentarios conocimientos fueron suficientes para aprender a usar el videogúgel. De modo que colgó este video para completar la partida de Xianqi a la que asistió en la ciudad china de Kunming.





Otras intermitencias chinas:

Intermitencias chinas 1: ciclos, carros y motocarros
Intermitencias chinas 2: ajedrez en la ribera
Intermitencias chinas 3: la cosa pública

Cambiar de vida

El gato Locosueño me ha pedido que publique este anuncio destinado a los gatos callejeros.


Busco gato que pueda suplantarme por algún tiempo. El 7 de julio voy a cumplir 6 años y todavía no he salido de estos 60 metros cuadrados. Si eres un gato negro común, fondón y grandote, ésta puede ser tu oportunidad. Mi carácter es muy fácil de imitar, me gusta maullar por las noches y abrir la puerta de la entrada cuando Adela y Luciano están fuera. Si te pareces a mí y estás interesado, mándame tu foto cuanto antes.

A cambio ofrezco alojamiento indefinido en régimen de pensión completa, en apartamento con dormitorio, comedor y WC.















PD: Locosueño también me pide que os recomiende un blog muy majo escrito por un un perro catalá.

Plaga de pulgas en Pipienea


Vaya este post por los gatos pulgosos y los que conviven o han convivido con ellos.

Locosueño

A ese nombre responde el gato de Luciano y Adela. Cuando Locosueño llegó a Pipienea ya era un gato pulgoso. Nació en Zozabarro, un caserío de un poblado llamado Ezkio-Itsaso, un 7 de julio de 2000, día de San Fermín. Su madre vivía en dicho caserío y el padre sería probablemente uno de esos gatos callejeros sin nombre.

Como no era el hermano mayor, ni el más bonito, se tuvo que conformar con el nombre de Beltza, ya que el de Fermín le fue adjudicado al primero de la camada.

Al poco de nacer tuvo que dejar Zozabarro para irse a vivir a Pipienea con Adela y Luciano. La dueña del gato era tía de Adela y ésta no se sentía con humor para atender a una gata + sus cuatro cachorrillos.

Ya en Pipienea le pusieron el nombre que tiene en este post, Locosueño.

Fisiológicamente Locosueño era un gato común, grande y negro. Era reservado, como todos los gatos, pero toleraba bien las visitas. También era curioso, como todos los gatos, y esta curiosidad a veces lo volvía temerario.

De sus siete vidas ya había perdido por lo menos cuatro: la primera cuando apenas contaba con dos años, por un corte de digestión; estuvo una semana sin cagar ni mear y, cuando Adela y Luciano lo llevaron al veterinario sólo le quedaba un hilillo de vida, que le valió para seguir viviendo. Las otras tres vidas las perdió ‘cayéndose’ de las ventanas de Pipienea (tercer piso).




Las pulgas

Volvamos a las pulgas, ya que ellas son las verdaderas protagonistas de este post.



Como complemento de la fotografía he decidido consultar la palabra pulga en el diccionario, como ya he hecho otras veces. Esta vez, además, consultaré también el multilingüe:

Lenguas preindoeruopeas:
- Euskara: arkakuso

Lenguas indoeuropeas:
- Latín: pulica (de pulex -icis)
- Gallego:
- Catalá: puça
- Español: pulga
- French: puce
- Italiano: pulce
- English: flea
- Deutch: floh

Como veis, quedan bastante huecos que procuparé ir completando y actualizando.

Visitemos ahora el matusalénico DRAE:

Insecto del orden de los dípteros, sin alas, de unos dos milímetros de longitud, color negro rojizo, cabeza pequeña, antenas cortas y patas fuertes, largas y propósito para dar grandes saltos.

Frases hechas:

Tener la pulga detrás de la oreja: algo que inquieta y desazona.
Hacer de una pulga un camello o un elefante: exagerar desmesuradamente.
Tener alguien malas pulgas: resentirse con facilidad o tener mal humor.


Y para terminar, el Seco (Diccionario de Español Actual)

Insecto de pequeño tamaño, sin alas y con patas adaptadas al salto, parásito del hombre y algunos animales.

¿A que está mejor que la del DRAE? Esta definición es mucho más clara y acertada. No hay color. Así que de nuevo nos quedamos con el Seco.


La plaga



Un año separa las dos plagas de pulgas que tuvieron lugar en Pipienea. Ambas comenzaron con los primeros calores de la primavera tardía y se extinguieron a golpe de bombas de insecticida.

Según Luciano Brindavino, la primera fue la más intensa. Quizá sea porque fue su primera experiencia directa con este insecto. Hasta entonces sólo se había percatado de su existencia cuando Locosueño se rascaba con las patas traseras o cuando, en el regazo de Adela, se las dejaba quitar.

Pero como ya he dicho, para Brindavino era una experiencia nueva. Hay que reconocer que hasta entonces las pulgas le habían dado bastante asco, pero la realidad es que acabó conociéndolas bastante bien.

Y es que aquel caluroso mes de mayo de 2002, de un día para otro, Pipienea se llenó de pulgas; las había por todas partes, pero sobre todo en el dormitorio y la sala de armas, al solaz de la cama, las alfombras y el sofá. Luciano se veía las pantorrillas y observaba con inquietud creciente los puntitos negros que desaparecían y volvían aparecer en otro lado.

Los primeros días fueron desasosegantes. Cuando se metían en la cama por la noche, se encontraban con que la sabana estaba petada de pulgas. Cada noche se pasaban más de una hora de exterminio hasta que el sueño los vencía. Así, al cabo de los días, consiguieron perfeccionar la técnica de caza. Así, con tan manido método ensayo-error, fueron conociendo el mundo de las pulgas y, sobre todo, lo que las hace tan especiales: su capacidad de salto. Aprendieron a seguir el rastro del salto de la pulga como el golfista sigue el recorrido de su pelota.

Pero Luciano y Adela pronto se dieron cuenta de la inutilidad de su lucha. Era imposible exterminar un ejército matando al enemigo de uno en uno, como en El señor de los anillos. Así que decidieron acudir a un arma de destrucción masiva:



El día de autos colocaron los Ectokills en el pasillo de Pipienea y después abandonaron la casa por doce horas.

Cuando volvieron al día siguiente, todas las pulgas habían sido exterminadas.

¿Todas? ¡No! Unas irreductibles pulgas habían sobrevivido al insecticidio, escondidas en alguna cueva algodonosa, y lograron salvar a su tribu de la extinción

--------------------

Al año siguiente, la plaga se volvió a repetir por las mismas fechas. Pero esta vez el Ectokill produjo los efectos deseados: el anatema.

Desde entonces, ni Pipienea ni sus habitantes tuvieron más contactos con las pulgas saltarinas.


Pulgosos invitados

Krazy Kat, de Georges Herriman

Felix The Cat, de David Gerstein

Fat Freddy's Cat, de Gilbert Shelton

Fritz The Cat, de Robert Crumb

Touche




Comentario:

Estoy un poco frustrado porque quería hacer un mosaico de fotos y me han salido todas en fila. Pero así van a quedar.

He querido poner las fotos delante, porque me parece que se valen por sí solas para mostrar la belleza plástica de ese lance del Rugby llamado Touche. A partir de los 90 se comenzó a depurar la técnica de salto que la hace tan espectacular:

Los jugadores son elevados durante instantes por sus compañeros, luchan en las alturas en pos del balón hasta que uno de ellos se hace con él y se lo entrega a su compañero. Ahí se acaba la jugada.

En la retina de Luciano quedó, sin embargo, la impresión de haber visto algo casi sobrenatural. Así argumentaba la relación entre el Touche y los poderes divinos:

- Me recuerdan a esos personajes bíblicos que subían a un monte, miraban al cielo, y Yavheh les echaba los mandamientos o una bota de vino. Si nos fijamos un poco, poca diferencia hay entre dos jugadores elevándose en pos de la pelota, y las posturas de los santos con los brazos alzados implorando a Dios de la iconografía cristiana. Y en cuanto a elevaciones, claro, no hay más que acudir a las levitaciones de Santa Teresa de Ávila.



Ficha técnica:

Estas fotos se sacaron en un partido de la División de Honor de Rugby en Trebijano Park (Ordizia), los días 11 de diciembre de 2005 y 16 de enero de 2006. En la primera fecha el equipo local, Ordizia Rugby Taldea (azul y rojo) se enfrentó al Quesos Entrepinares (ese azul que tan de moda está en F-1); en la segunda, a los vigentes campeones de liga, la Santboiana (amarillo y negro), ante los que los locales vendieron cara su derrota.

Si bien el Ordizia Rugby Taldea perdió los dos partidos, en las touches se mostraron muy superiores; demostraron que tienen muy trabajada la jugada y hasta cuando sacaba el equipo contrario conseguián hacerse con la pelota.

Valga como muestra este botón:



Esta instantánea es un buen ejemplo de lo bien preparada que tiene el Kitmar Ordizia esta jugada: la pelota ha sido lanzada por un jugador de la Santboiana y ahora está en el aire. El jugador del Kitmar casi la acaricia con la yema de los dedos, pero va demasiado alta. Todo indica que el jugador amarillo que está siendo elevado se hará con la pelota. No obstante, un poco más atrás, dos jugadores azules ya están tratando de elevar a otro compañero.

Y si observáis bien las demás fotos (la quinta es un buen ejemplo) percibiréis el ostensible dominio del conjunto ordiziarra en esta jugada. Lo que dice mucho en favor de su entrenador, Axio Araña.

Está claro que el nivel del rugby estatal no tiene nada que ver con cualquier partido que se pueda ver en Iparralde, pero tiene mérito que un pueblo de apenas 10.000 habitantes coloque a su equipo a la altura del Getxo o el Bera Bera, en la primera división del rugby estatal.

Que sea por muchos años.

Intermitencias chinas 3

La cosa pública

La ciudad que mejor conocieron Luciano y Adela, como ya se ha dicho, fue Kunming. No era esa su primera intención, pero una inoportuna gastroenteritis dejó a Adela varios días en cama.

No obstante, ello les permitió conocer el día a día de la ciudad y el funcionamiento de su sistema sanitario.


En el hospital

El domingo 14 de agosto de 2005, Adela no estaba para bromas. Sus profundas ojeras delataban que había pasado una mala noche. A las 5 de la tarde, después de la siesta y de comprobar que la fiebre no había bajado, preguntaron en el hotel por el hospital más cercano. Sobre el plano de la ciudad, les indicaron uno que quedaba bastante cerca, en una manzana paralela, a media hora andando más o menos. En taxi llegaron en diez minutos.

El hospital estaba en pleno centro de la ciudad, rodeado de comercios de todo tipo. Para acceder al edificio principal -una mole de más de siete pisos y más de treinta años-, había que pasar frente a unas garitas que estaban vacías. Ya en el edificio se decidieron por una puerta que se les antojó la sala de espera porque había tres o cuatro personas que parecía que estaban esperando. La puerta daba a una habitación pequeña y estrecha, con tantas puertas como paredes, una barra larga a la izquierda, y un banco corrido a la derecha. Allí se sentaron a esperar y a ver cómo funcionaba el asunto.

En ese tiempo, estuvieron obsevando cómo, en una habitación contigua, un par de médicos atendían a sus pacientes. Había otros dos que esperaban tranquilamente sentados en una camilla; uno de ellos estaba fumando. Pasaron cinco minutos hasta que el médico se dio cuenta: se lo echó en cara y le obligó a apagar el cigarro, con una autoridad que aquí no se la he visto ni a los belchas.

Pero pasaba el tiempo y Luciano decidió hacerse más visible. Tras repasar por enésima vez su libreta para recordar cómo se decían en chino estómago y gastroenteritis, le entró a un médico que salió de la puerta de la izquierda, que acababa de despedir a su anterior paciente. E hizo bien, porque si no se llega a levantar no le hace ni puto caso. Después de ojear los garabatos que Luciano tenía apuntados en la libreta, el médico llamó a lo que por aquí llamaríamos un celador, y le indicó dónde tenía que llevarlos.

Adela y Luciano le siguieron por la puerta del fondo y accedieron al pasillo principal del hospital. Frente a los dispensarios de medicinas estaban las escaleras que daban a los pisos superiores. Avanzaron hasta el final del pasillo y salieron del edificio por una puerta lateral. El celador los condujo por una zona ajardinada que conducía a otro edifico. Era menor que el anterior y su construcción era más reciente, pero no por mucho. Subieron a la tercera planta por una escalera de caracol que estaba adosada al edifico.

Les atendió una doctora joven, de no más de cuarenta años. Un voluminoso diccionario chino-inglés que destacaba en su escritorio, confirmaba que era la encargada de atender a los turistas extranjeros. Pero fueron Adela y Luciano los que tuvieron que acudir a él, ya que la doctora hablaba muy buen inglés.

La consulta fue un visto y no visto. Ni le tomó la fiebre, ni le hizo ningún análisis, ni le auscultó..., tan sólo necesitó hacerles un par de preguntas para dar con el diagnóstico: además de rocomendarle reposo, le recetó unos antibióticos que debía tomar. Con las recetas volvieron al edificio principal y allí los pudieron adquirir en el dispensario.

De modo que, desde el punto de vista puramente sanitario, no podían tener queja alguna. La atención fue eficiente, diagnosticaron con acierto, y a los 50 minutos de haber entrado ya estaban fuera. No sé si se podría decir lo mismo de vuestro sistema de salud.

---------------------------

Valga este ejemplo como una muestra de la eficiencia del funcionariado chino. Prueba de ello es que se les ve por todos los lados: limpiando la calle, cuidando los jardines... Son omnipresentes, no sólo porque son muchos, sino porque no paran de trabajar.


El periódico en la calle

Luciano y Adela se preguntaban qué leía la gente en las marquesinas de las paradas de bus. Así que se acercaron a curiosear y ¡ándale!, allí estaban pegadas todas las páginas, de la primera a la última, del periódico del día. A la mañana del día siguiente concidieron con el cambio de periódico: un funcionario, cargado de papeles, un cubo de pegamento y una brocha, repuso el periódico entero él solito.


Recogida de basuras

Una vez que Adela se restableció se fueron a Dali -seis horas en tren desde Kunming-, una ciudad muy pequeña y turística. Pasaron allí tres noches hospedados en un Albergue Juvenil. Por la mañana, a eso de las siete, los despertaba la melodía de una canción que se les hacía familiar, que les traía recuerdos navideños...

Belengo estalpean jaio da Iosu...

La música procedía de la megafonía de una camioneta cisterna (de tres ruedas) que anunciaba a los vecinos que había llegado la hora de sacar las basuras.

Por tanto, al contrario que aquí, la recogida de basuras se hacía por las mañanas.

Y nosotros podremos decir: ¡pero qué raros son éstos chinos!

Es normal. Es lo mismo que dicen ellos de nosotros.